""
expr:class='"loading" + data:blog.mobileClass'>

traducir

5.31.2011

ALIMENTATE MEJOR COME GERMINADOS

Recuerdo que hace 3 años Barbara (en el centro de la foto)  una amiga vegetariana me comento que había comprado en USA un germinador, cuando le pregunte que era, ella me comentó que el germinador es una herramienta para poner las semillas a brotar. 


Luego desde este día sentí gran curiosidad y comencé a leer todo lo que encontraba al respecto.
Aprendí que consumirlos es darle a nuestro cuerpo el brote vital de una semilla, con toda la carga nutricional, con acción antianémica, revitalizante y antitóxica

Si consumimos brotes, las vitaminas A, B, C y E de las semillas se incrementan.
entre sus beneficios para la salud encontramos:
1. Favorecen los procesos de depuración y eliminación de toxinas almacenadas en los tejidos o en la sangre.
2. Fortalecen el sistema inmune.
3. Antioxidantes, combaten la acción de los radicales libres, retrasan el envejecimiento, sus componentes permiten que las células del cuerpo se mantengan jóvenes durante más tiempo.
4. Estimulan las secreciones del páncreas y facilitan la digestión, activan los procesos de regeneración y desinflamación del aparato digestivo, revitalizan los mecanismos metabólicos internos.
5. Mejoran el funcionamiento intestinal, alivian el estreñimiento, fortalecen el intestino y la flora intestinal, contribuyen a eliminar gases y desechos ademas rebajan el índice de colesterol.
6. Tonifican el sistema nervioso.
7. Contribuyen a mantener la elasticidad de las arterias y la vitalidad del sistema glandular, y favorecen el metabolismo por su acción reconstituyente.

En cualquier estacion del año puedes poner a germinar: frijol, alfalfa, lenteja, semillas de rabano, trigo, cebada...las variedades dependen de la semilla que logremos conseguir y lo mejor es que de un kilo de semillas de alfalfa por ejemplo podemos obtener entre 10 y 14 kilos de germinados frescos.

Otra  lista de las grandes bondades de los germinados es que son una fuente con baja huella de carbono; ello se debe a:
1. Se pueden preparar en casa.
2. No requieren de gran consumo de agua  ni energía para refrigeración.
3. No utilizamos pesticidas en su crecimiento, tampoco necesitarás feritilizarlas.
4. Van directo del germinador al plato, asi que no estamos utilizando empaques ni plásticos.
5. No necesitamos utilizar ningún sistema de transporte.
6. se conservan en optimas condiciones por algo mas de 10 días una vez ya han crecido.
Si todas estas  razones han logrado seducirte, que tal si te muestro lo facil que es hacerlos en casa?
vamos a necesitar: un frasco de vidrio, entre mas grande y alto mejor, una gaza o paño de algodon, un caucho.
Vamos a poner a remojar las semillas de un dia para otro
luego las escurrimos y ponemos el paño cubriendo la parte superior del contenedor de vidrio, con el caucho vamos a asegurar la tela para que sea mas facil escurrir las semillas

La idea es que vamos a enjuagar las semillas al menos dos veces al día y dejamos escurrir.
Al cabo de una semana ya tendremos nuestros germinados listos para consumir en ensaladas, sopas, sanduches, wraps, arroz en fin, como complemento a cualquiera de nuestras deliciosas y saludables preparaciones.



Esta es la manera de hacerlas caseras, pero si te interesa comprar un germinador como el de mi amiga puedes visitar las siguientes paginas en internet.
www.germinadores.eu
www.easygreen.com

Mucha suerte y te recomiendo comenzar HOY, es muy sencillo