""
expr:class='"loading" + data:blog.mobileClass'>

traducir

10.18.2012

CON TUS COMPRAS CONSTRIBUYES A LA SOSTENIBILIDAD


Comienzo este articulo compartiendo un video donde pueden apreciar lo que esta pasando en los rios de China despues de comenzar su auge economico desde hace 30 años.



porque debes verlo? porque te da contexto para entender lo que mencionare mas adelante
  
Mucha gente analiza su posible papel a la hora de producir un impacto real en el cuidado del medio ambiente
La realidad es que la suma de las acciones individuales pueden lograr un verdadero cambio que obligue a una revisión de las politicas medio ambientales por parte de los gobiernos y una aceptación por parte de las grandes corporaciones,  lo que a su vez garantice un planeta mas verde para todos. 

Cada vez que un consumidor elige un producto esta diciendo:  “estoy de acuerdo con los ingredientes que contiene, estoy de acuerdo con su método de  extracción y producción, además conozco que sucederá con el medio ambiente cuando este producto haya terminado su periodo de utilidad”. 
Cada vez que compramos un producto,  estamos dando un sí a la prolongacion de este sistema de produccion.   

En cambio podemos ser influyentes si dejamos de comprar aquello que contamina, aquello que nos enferma, aquello que destruye nuestro hogar común "el planeta".
Influimos al exigir que los diferentes productos  que nos venden  las grandes corporaciones sean el resultado de un trato  responsable y en armónia con la naturaleza  que les proporciona todas las materias primas de produccion. 

Para ser concretos  éste es el  caso de la industria textil;  durante la ultima década el boom insdustrial que se ha producido en China le ha dejado a la población  algo más que algunos puestos de trabajo  mal pago:   la contaminación de sus rios, un aire irrespirable  y tierras pobres y envenenadas para el cultivo. 

Esta realidad ha hecho que grandes activistas tornen su mirada a esta debacle medio ambiental que cada segundo crece,  sumandose  además el despertar del gobierno chino que está revisando el papel que juegan las multinacionales en el aumento de la contaminación al exigir precios cada vez más bajos para los productos del país. 

Una de las maneras tradicionales de mantener sus bajos costos de producción es verter el agua de desecho directamente en los ríos; Ya que el tratamiento de agua contaminada puede costar alrededor de  unos 13 centavos por tonelada, de modo que las grandes fábricas pueden ahorrar cientos de miles de dólares al año al enviar su agua de desecho directamente a los ríos, infringiendo las leyes chinas sobre contaminación del agua.   
Estas aguas usadas durante el proceso de tinte de los textiles, están cargadas de metales pesados, cancerigenos en su mayoría y la población no tiene ningún control sobre lo que esta sucediendo.  

Lo que los consumidores probablemente no han tomado en cuenta, es el proceso por el que pasan las telas , convirtiendo el agua que se consume en China, en veneno. El daño es irreversible, ya que un río contaminado lleva consigo un efecto negativo en los sistemas de agricultura y de salubridad de la región. 

Es por eso que cada uno de nosotros debe estar atento a incluir en sus compras productos que sean de comercio justo, no resultado de la explotación humana  además de una alta cuota de destrucción del planeta. 

Por eso: 

1. Apoya los productos hechos en tu país. 

2. Si utilizas jeans  recuerda que esta prenda es responsable de una alta cuota de           contaminación de    rios durante su proceso de fabricación. Compra consciente y solo lo que necesitas. 

3. Lée bien las etiquetas, una revelacion con respecto a la carga quimica de una prenda es que las más contaminantes te exigen condiciones especiales de lavado y planchado. 

4. Prefiere ropa de fibras naturales algodón orgánico, tejidos de soja, tela de bambú y  teñida con tintes naturales. 

5. Elige ropa de marcas que no exploten a personas en su fabricación,  con esta acción estarás apoyando el comercio justo. 

6. Es Muy trendy Comprar ropa y complementos en tiendas de segunda mano. 

7. Elíge ropa y complementos de producción artesanal,  así estimulas el sano crecimiento económico de tu zona. 

8. Premia a las empresas que utilicen energías renovables o compensen sus emisiones de CO2,  Comprando sus productos y recomendándolos a otros consumidores. 

9. Compra a las empresas que inviertan en proyectos medioambientales o proyectos solidarios.

10. No apoyes la explotación y maltrato animal NO compres ropa confeccionada con pieles. Has revisado las formas tan brutales en que son tratados estos seres?   

Si seguimos comprando ropa barata, fabricada con tóxicos, y en condiciones laborales poco éticas las grandes empresas seguirán fabricándolas. 

Tu votas y eliges el cambio. Ser ecológico y consciente No es una moda, es una necesidad. 


tu puedes convertir en realidad  ese paraíso con el sueñas;  es tu derecho, es tu poder de elegir