""
expr:class='"loading" + data:blog.mobileClass'>

traducir

4.06.2016

SI TU MASCOTA ORINA EN LUGARES PROHIBIDOS, SOLUCIONA ASI

Cuando llevamos una mascota a nuestra casa, adquirimos el compromiso de brindarle a nuestro nuevo amigo un techo,  comida y amor; pero darles disciplina desde el primer día es clave para garantizar una relación duradera,  armoniosa y feliz. 
Muchos perros terminan abandonados en las calles, cuando sus dueños desesperados los dejan a su suerte en las calles, porque fueron incapaces de soportar el  mal comportamiento y su suciedad, aquí me perdonarán la franqueza pero en realidad la responsabilidad cae en el amo del perro, no en el animal.



Sin embargo, todos estamos de acuerdo en  que "lidiar" con el olor propio de las  mascotas es un efecto colateral y si sumamos en de sus  necesidades fisiológicas,  pues ya la cosa se pone de otro calibre, pero tranquilos todos que hay varios métodos disponibles para deshacerse de este problema sin deshacerse del perro.  Les comparto los que he usado yo con mis tres chichuahuas  y que me han resultado efectivos:

1. Vinagre blanco: primero limpiar la superficie con un paño absorbente, después atomizar una mezcla a partes iguales de vinagre blanco y agua, dejar actuar por un minuto y secar. 

2. Bicarbonato de sodio: para tapetes o muebles: tratar de absorber el orín con un papel secante.  Después limpiar con un trapo húmedo en vinagre blanco, espolvorear bicarbonato de sodio y dejar actuar de un día para otro. Aspirar.

3. Agua oxigenada: sobre todo cuando ha quedado una mancha amarilla: después de limpiar con un trapo húmedo, poner un paño embebido de agua oxigenada, frotar, dejar sobre la superficie por algunos segundos, chequeando que no se decolore la tela o el tapete, quitar el exceso de lquido.

4. Alcohol. Además de desodorizar, desinfecta las superficies que han estado en contacto con el orín neautralizando olores.

5. Nunca uso perfume o algún tipo de ambientador, si no he desodorizado y retirado correctamente la mancha, la mezcla de olores resulta fatal.



6. Encontré en el mercado un producto basado en enzimas, pero honestamente les cuento que no me sirvió de a mucho, igual mi perrito siguió haciendo "pis" en sus lugares favoritos.

7. Maquinas: Cada vez más, la tecnología entra en el hogar con soluciones como las luces UV y y los removedores de vapor para localizar y deshacer el punto exacto de la mancha de orina en la casa. 
El removedor de vapor puede ser una opción costosa pero limpia, aunque su uso desinfectará toda la casa.

7. Ayuda profesional.
Si aún no está satisfecho con soluciones domésticas, puede llamar una empresa de limpieza profesional  para limpiar su casa y materiales domésticos como alfombras y tapices, que pueden ser la fuente de posibles manchas y olor de mascotas.

SOLUCIONES A LARGO PLAZO

1. Educar a la mascota con ayuda del guacal, funciona muy bien con las mascotas recien llegadas a casa.



Procedimiento: Tener a la mascota en el guacal y cada hora sacarlo al lugar que hemos destinado para que haga sus cosas. Elige un comando o palabra que la mascota asocie con esa acción.  Si hace alguna de sus necesidades, lo felicitamos, podemos darle un premio incluso  jugar con el por 10 minutos, podemos dejar que explore una parte de la casa y va de vuelta al guacal.

Si no hace nada despues de cinco minutos, de repetir el comando y esperar con paciencia; va al guacal sin juego y sin premio. Por asociación el entenderá que hacer sus necesidades en el lugar adecuado es sinónimo de amor, libertad y juego.
Este método en mi caso resulto infalible, eso si necesitamos disciplina, paciencia y tiempo.

2. ¡Nunca regañes al perro cuando ya el daño este hecho! Llegaste y hay un charco de orin a la entrada de tu habitación?
No lo regañes… con ellos toca practicar lo de agarrarlos con  “las manos en la masa” cuando esté haciendo lo indebido, regáñalo con un NO contundente y va directo al guacal por una hora. Repite de nuevo el paso 1.

3. Tratar de premiar al perro todas las veces que hace sus necesidades en los sitios que aprobamos para ello.


4. Procurar sacarlos a pasear al menos una vez al dia.