""
expr:class='"loading" + data:blog.mobileClass'>

traducir

4.11.2016

DA NUEVA VIDA A TUS PRENDAS BLANCAS



A todos nos gusta la ropa blanca, sin embargo hay muchos que prefieren no usarla por lo fácil que se ensucia y porque con el uso frecuente tiende a tornarse gris o amarillenta.
 El sudor, la comida, la grasa o la polución hace que en poco tiempo de uso, estas prendas se vean viejas. Para resolver este problema, muchas empresas que fabrican productos de aseo, han invertido tiempo y recursos tratando de encontrar una formula eficaz, pero desafortunadamente estos productos contienen sustancias químicas agresivas para el medio ambiente, para la salud y también dañan los tejidos de las prendas.

Afortunadamente existen variadas soluciones que podemos preparar en casa, son económicas y ecológicas al 100%.

Bicarbonato de sodio

Al momento de usar la lavadora, no solo ayuda a blanquear las prendas, además actúa como suavizante.
Este ingrediente reduce la presencia de manchas y ayuda a potenciar los efectos limpiadores del jabón.
Ingredientes:
3 cucharadas de bicarbonato de sodio (30 gr)
Jabón en polvo
Procedimiento:
Dejar en remojo la ropa con el jabón y el bicarbonato por 20 minutos, después ciclo de lavado que usa normalmente.

Jugo de limón y sal

El zumo de limón es uno de los mas efectivos blanqueadores que podemos encontrar.

Ingredientes:
½ taza de sal (125 gr)
Zumo de dos limones
2 Litros de agua
Jabón neutro
Procedimiento:
Pon los dos litros de agua tibia en un balde y añádele el zumo de dos limones y el jabón neutro de consideres necesario.
Poner la ropa en remojo por al menos una hora, lavar como de costumbre y poner a secar la ropa al sol.

Agua oxigenada y amoniaco

Este remedio es un poco agresivo para usar en prendas delicadas, pero resulta efectivo para quitar manchas oscuras y persistentes.
Ingredientes:
½ vaso de agua oxigenada (100 ml)
1 litro de agua
5 gotas de amoniaco
Procedimiento:
En un balde poner el agua oxigenada, junto al litro de agua y añadir las 5 gotas de amoniaco, meter las prendas en remojo por al menos media hora y lavar como de costumbre.

Vinagre de Manzana

Tus camisetas y camisas favoritas tiene  una odiosa mancha amarilla bajo el brazo?
Pues te sorprenderá la eficacia del vinagre de manzana para eliminarles. Ya que entre sus propiedades esta arrebatar las señas de sudor y químicos del desodorante dejando un bello color blanco.

Ingredientes:
½ taza de vinagre de manzana (125 ml)
Procedimiento:
Con un atomizador poner directamente en la zona que queremos blanquear y dejamos actuar durante media hora, después lavar normalmente y repetir este procedimiento con cada lavada.

Leche

Es muy conocida la leche por las propiedades que tiene para desmanchar la piel, pero lo que muchos no conocen es la capacidad de este ingrediente tan popular a la hora de quitar manchas de la ropa.
Ingredientes:
Leche, la que sea necesaria
Procedimiento:
Poner la leche en el refrigerador y una vez fría, usarla para sumergir la ropa, dejándola allí por algunas horas, después lavar como de costumbre.

Agua de cascara de huevo y zumo de limón

El agua que se obtiene de la cocción de las cascaras de huevo es rica en calcio, un mineral que ayuda a fijar los colores de las prendas, Si tu vestido blanco tiene un estampado delicado, esta es una opción muy interesante porque no altera los colores originales.
Ingredientes:
½ litro de agua de cocción de cascaras de huevo
1 limón
 Procedimiento:
Mezclar el jugo del limón con la cocción de las cascaras de huevo, sumergir 30 minutos en esta mezcla las prendas que deseamos después lavar como de costumbre.

Agua oxigenada y limón

Mezcladas para formar un solo producto resultan un remedio infalible para blancos mas blancos.
Ingredientes:
1 limón
1 taza de agua oxigenada (250 ml)
2 vasos de agua (400ml)
Procedimiento
Mezclar todos los  ingredientes, hay dos posibilidades: usar esta mezcla para el ciclo de enjuague de la lavadora o para remojar las prendas durante una hora antes de lavarlas.